ASPECTOS METODOLÓGICOS DE LA RESPIRACIÓN CONSCIENTE

Conviene que la Respiración Consciente sea practicada en un primer tiempo y por un mínimo de diez sesiones individuales bajo la mirada y la competencia de un profesional formado a acompañar y gestionar cualquier sensación física o emocional inesperada, elemento importante y positivo de este trabajo, que podría, sin embargo, crear inquietud o sospecha a alguien que no conoce todavía.

 

El acompañamiento de un renacedor profesional multiplica las garantías de eficacia, de continuidad y de beneficios de cada sesión de Respiración Consciente.
La Respiración Consciente se efectúa también sumergidos en agua fría o caliente, respirando en un medio simbólicamente uterino con tubo y pinzas de natación. La temperatura del agua está relacionada con objetivos, razones y beneficios específicos. El ritmo, el volumen y el hecho de respirar por la nariz o por la boca, o hinchando preferiblemente el pecho o el vientre responden igualmente a razones específicas relacionadas con el perfil emocional, las reacciones y los objetivos de cada cliente.

 

Consideramos el seguimiento de dos ciclos de sesiones individuales con renacedores competentes, la medida más apropiada antes de realizar y disfrutar sesiones de Respiración Consciente a solas.
La Respiración Consciente se practica también en grupo con la dirección de un Renacedor Profesional y de un equipo de colaboradores en adecuación al número de participantes a cada seminario.